in

Las Catacumbas de París, Francia

En 2004, la policía parisina asignado para hacer un ejercicio de entrenamiento en una parte desconocida de las Catacumbas de París bajo el Palais de Chaillot. Al ingresar a las catacumbas a través de un desagüe, los oficiales se encontraron primero con un letrero que decía “Sitio en construcción, sin acceso”, y más lejos una cámara que grababa activamente imágenes de los que pasaban. Cuando los agentes se acercaron a la cámara, se activó una grabación de los ladridos de los perros.

La policía profundizó en los túneles y descubrió una cueva de 500 metros cuadrados con un cine totalmente equipado. Incluía una pantalla de cine gigante, equipo de proyección, sillas y un puñado de películas, desde clásicos del cine negro hasta thrillers recientes. Alguien había convertido esta cueva subterránea abandonada en un anfiteatro secreto. Aparte de eso, en la siguiente “habitación”, la policía descubrió un bar y un restaurante completamente abastecido, con mesas y sillas. El hallazgo dejó perplejos a la policía, sin olvidar la instalación profesional de electricidad y tres líneas telefónicas.

Tres días después, la policía regresó con expertos del Consejo Francés de Electricidad para tratar de determinar de dónde venía la electricidad. Los cables habían sido cortados y una nota en el suelo decía: “No intentes encontrarnos”.

Los túneles de cantera existen en las afueras de París desde la época romana. La piedra caliza de estas canteras construyó París como la conocemos hoy y, en última instancia, ayudó a que la ciudad se expandiera hasta el punto en que las canteras se encontraban directamente debajo de la bulliciosa metrópolis. Se cree que existen unas 200 millas de túneles laberínticos.

A pesar de la gran longitud del mundo subterráneo y del túnel, solo una pequeña parte está abierta al público. Esta pequeña porción, conocida como osario Denfert-Rochereau, o más comúnmente, “las catacumbas”, se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de París.

El popular sitio alberga los restos óseos de alrededor de seis a siete millones de ex parisinos. No todas las áreas de las catacumbas están abiertas al público. A finales del siglo XVIII, los cementerios estaban superpoblados. Cementerios como Los Inocentes estaban tan llenos de muertos que condujeron a entierros inapropiados, tumbas abiertas y cadáveres desenterrados. Los vecinos comenzaron a tener enfermedades infecciosas debido a las insalubres condiciones del cementerio.

Los Inocentes no fue el único cementerio condenado. Muchos otros cementerios se estaban superpoblando, causando problemas a la gente de París. Con toneladas de canteras vacías, la policía y los sacerdotes trasladaron silenciosamente los huesos a la sección renovada del túnel entre 1787 y 1814. Como algunas personas notables fueron enterradas en estos cementerios “abarrotados”, es probable que sus huesos también lo estuvieran. trasladado a las catacumbas. Algunos de los franceses prominentes cuyos huesos podrían colocarse en las catacumbas son Charles Perrault (famoso por Caperucita Roja, el gato con botas y Cenicienta), Jean de La Fontaine (conocido por Fábulas), Simon Vouet (pintor), Salomon de Brosse (arquitecto que diseñó el Palacio de Luxemburgo en París) y François Girardon (escultor).

Las catacumbas se convirtieron en una atracción popular para las familias reales y personas importantes y en 1867 el área se abrió al público en general.

Debido a su vejez, las canteras que no formaban parte de las catacumbas oficiales fueron consideradas peligrosas por los funcionarios parisinos. Sin embargo, el tamaño y la longitud de los túneles dificultan la entrada de sociedades secretas, ladrones, artistas y público curioso en la peligrosa red.

En la década de 1980, se dedicó un movimiento a la exploración de túneles. Tras el descubrimiento del cine secreto, Patrick Alk, fotógrafo cercano al grupo responsable, declaró que el descubrimiento “fue una pena, pero no el fin del mundo”. Hay docenas de otros lugares de reunión como el que la policía descubrió en el misterioso laberinto. Concluyó diciendo: “No tienes idea de lo que hay ahí fuera”.

Debido al vandalismo y al robo de varios cráneos, las catacumbas estuvieron cerradas desde octubre de 2009 hasta diciembre del mismo año. La reapertura del sitio va acompañada de controles de seguridad y equipaje adicional a la salida.

Escrito por Naiara Riera

Comentarios

Deja un comentario

Loading…

0
Los mejores de los mejores restaurantes del mundo, basados en reseñas de viajeros. 2020 2

Los mejores de los mejores restaurantes del mundo, basados en reseñas de viajeros. 2020

La NASA recoge por primera vez muestras de un asteroide 1

La NASA recoge por primera vez muestras de un asteroide