Monte Banahaw en Quezon, Filipinas

0
Monte Banahaw en Quezon, Filipinas

El Monte Banahaw, un viejo volcán, es considerado una montaña sagrada; un guardián de secretos, historias y cultos. Los filipinos hacen el viaje a las laderas de Banahaw en un esfuerzo por restaurar su vitalidad y salud espiritual. La creencia en sus poderes atrae a peregrinos de todo el país durante todo el año, culminando en grandes reuniones y rituales masivos durante la Semana Santa (Pascua).

Mitos e historias de visiones y milagros han surgido de Banahaw durante muchos años, desde que un hombre local proclamó haber oído “voces santas” que lo llevaron a numerosos manantiales naturales. Se dice que los que se bañan en el agua de los manantiales tendrán buena fortuna y, en algunos casos, la capacidad de ver su futuro.

Se dice que las muchas cuevas que se encuentran en las profundidades de la roca también tienen su propio tipo de poder espiritual. Según la tradición, la Cueva del Juicio es un lugar al que hay que ir si se ha perdido la cuenta de los pecados y se necesita un recordatorio de lo mal que se ha comportado en el pasado. Se dice que entrar en la cueva te dejará una cicatriz por cada pecado que hayas cometido, pero si consigues dejar intactas sus oscuras profundidades, entonces lo estás haciendo bien y tus pecados son pocos.

El culto rizalista ha residido durante mucho tiempo al pie de Banahaw. Son un grupo pacífico que tiene creencias católicas populares sobre el héroe nacional, José Rizal, a quien veneran como Dios. Los templos rizalistas que se encuentran en los pueblos alrededor de la montaña son coloridos monumentos a sus creencias y un recordatorio físico del poder espiritual de la montaña.

Debido a que el Monte Banahaw es la montaña más alta de la región, también es muy popular entre los escaladores. A quienes visitan la montaña para hacer senderismo y escalada se les anima a respetar el entorno natural y no la basura.

También te puede interesar: