Tarai Bune de la isla de Sado en Sado, Japón

0
Tarai Bune de la isla de Sado en Sado, Japón

Cuando te bajes del ferry en el puerto de Ogi, te sorprenderás al ver gente flotando en lo que parecen ser bañeras de madera. A pesar de que su apariencia no es muy parecida a la de un barco, los tarai bune (botes de bañera) están íntimamente asociados con esta remota isla japonesa.

Abundan las historias de origen sobre las inusuales embarcaciones. Algunos dicen que hace siglos, una persona emprendedora cortó un barril de miso por la mitad para usarlo como barco, dando lugar al apodo local de hangiri (medio barril). Otros dicen que fue un feliz descubrimiento, cuando la bañera de alguien se alejó flotando y pareció deslizarse establemente a lo largo de la costa salvaje. Y por supuesto, también hay leyendas locales sobre una doncella que usa una bañera para ir a tierra firme a ver a su amada, que luego muere en una tormenta.

Cualquiera que sea la historia que elijas creer, el tarai bune apareció por primera vez durante el primer período Meiji (1868 a 1912). Su forma inusual los hacía más estables que los barcos normales en las aguas bravas alrededor de esta antigua “isla de los exiliados”.

Mientras que los pescadores y las mujeres los usaban originalmente para recolectar conchas turbantes, abulones y algas, ahora la tradición se mantiene viva gracias a las ancianas que transportan a los visitantes y se ríen al intentar maniobrar la delicada embarcación.

También te puede interesar: