in

Viaje por los rascacielos más sorprendentes de Nueva York

¿Quién no ha querido nunca admirar el evocador horizonte de Nueva York, el mito y el sueño americano encarnados en los espectaculares “gigantes de la Gran Manzana”, los imponentes rascacielos que parecen desafiar la gravedad?

Casi 6.000 rascacielos componen el horizonte de esta metrópolis cosmopolita, parte integrante de su patrimonio arquitectónico y de su indudable encanto, y un estudio de arquitectura turco ha imaginado otro realmente sorprendente, con forma de serpiente, inspirado en la biología y las estructuras celulares.

De hecho, el nuevo protagonista del skyline tendría unos 210 metros de altura y giraría y se retorcería sobre sí mismo como, precisamente, una serpiente. A diferencia de cualquier otra estructura existente en la actualidad, el innovador edificio llama la atención por su diseño en solitario y da a Nueva York una imagen aún más futurista.

El Empire Statue Building, una auténtica obra maestra, se levanta entre la 5ª Avenida y la calle 34 Oeste en el centro de Manhattan. Inaugurado en 1931, cuenta con unas cifras asombrosas: 103 plantas, 73 ascensores, 381 metros de altura y 254.000 metros cuadrados de superficie. No se pierda la impresionante vista desde la terraza de la planta 82 y la vista desde el observatorio de la planta 122.

No hay que perderse el edificio Chrysler, en el lado este de Manhattan. Es uno de los mayores ejemplos del art decó, tiene 319 metros de altura y, en la parte superior, alberga la espectacular aguja que hace las veces de antena y pararrayos. En 2005 fue elegido “el rascacielos más bello de Nueva York” por un jurado de expertos y en 2007 fue incluido en la Arquitectura Favorita de América por el Instituto Americano de Arquitectos.

También sorprende el 432 de Park Avenue, un rascacielos sólo residencial a poca distancia de Central Park. El edificio, construido entre 2011 y 2015, tiene 426 metros de altura, 88 plantas, 125 lujosas residencias y, con su estilo elegante y minimalista, no ha tardado en convertirse en un icono de la ciudad.

¿Y qué hay del One World Trade Center, o Torre Freedom, el rascacielos más alto de Nueva York y el sexto del mundo con sus 541 metros incluyendo la antena? Aquí la vista es realmente impresionante, especialmente desde el observatorio de la planta ciento dos.

La Gran Manzana tiene una magia sin igual y el diseño del rascacielos futurista con forma de serpiente no deja de sorprender.

Escrito por Eduardo Ferrer

Comentarios

Deja un comentario

Loading…

0

Los secretos de la Casa Blanca reflejan su historia de constancia y cambio

La primera vuelta al mundo, una hazaña de Elcano y Magallanes que sigue encendiendo el debate cinco siglos después